La Vida misma

LA  VIDA  MISMA

Es la Vida misma, la fuerza,
Solo ella, la vibración y el amor,
Que encienden por igual la belleza de la flor,
O la pasión del volcán en erupción, todo pureza.

Es la Vida misma, la energía y el fuego,
Solo ella, la intensa dulzura,
Que toda expresión encierra, es el profundo ruego,
Que de nuestro corazon, emana y lo inspira.

Es la Vida misma, el aire que respira,
Solo ella, la ardiente llama,
Que la sangre en nuestras venas reclama,
Como la única verdad, que jamas será mentira.

Es la Vida misma, la chispa divina,
Solo ella, la infinita ternura,
De la que toda realidad o criatura,
Son tan solo la forma, que la cobija y anima.

Es la Vida misma, la sublime inocencia,
Solo ella, la verdad que permanece,
Y en el tiempo, que toda forma cambia y desaparece,
No somos nada, y perdura solo su intima esencia.

Es la Vida misma, el indomable torrente,
Solo ella, en que la existencia todo lo subyuga,
Logrando asi, hasta el milagro que la oruga,
Se convierta un día en mariposa, de repente.

Es la Vida misma, nuestra realidad  y la entraña,
Solo ella, la verdadera semilla,
De la que nacerá y fructificara un día,
La conciencia de Dios, una aurora que ya es mañana.

No temas mas, Amor mío,
Que es la verdad la que te digo,
Que la Vida misma ya me hablo asi al oído,
Con una voz estruendosa y sin sonido,
Somos Dios mismo, la Vida misma y su testigo.

GRL

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: